ONU

ONU

El anuncio surge frente a la necesidad de enfrentar tanto el hambre como la obesidad.
Aunque las tasas generales de embarazo adolescente "disminuyeron levemente" en las últimas tres décadas, la región tiene la segunda más alta a nivel global.
A través de la firma de un acuerdo se articularán esfuerzos para abarcar las más de 12,6 millones de muertes anuales relacionadas.
El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida dijo que a junio del 2017 unos 21 millones de personas recibían el tratamiento antirretroviral (ARV) que prolonga sus vidas, y agregó que en los últimos cinco años la cantidad de personas que acceden a la medicación casi se duplicó.
El Fondo de la Población de las Naciones Unidas (UNFPA) publicó su informe anual “Estado de la Población Mundial 2017”, enfocado en la salud y los derechos reproductivos.
En el informe presentado por Unicef se destaca la preocupación por la tendencia detectada en las muertes de recién nacidos. A diario mueren 7.000 bebés que no han llegado a cumplir los 28 días.
La tasa de fecundidad adolescente es de 68 por 1.000, muy superior al promedio mundial de 44 por 1.000.
En el 2016, la población mundial con hambre llegó a 815 millones de personas, 38 millones más que el año anterior, se indicó en el informe Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el Mundo 2017.
El país registró, del 2000 hasta hoy, la disminución más abrupta de la mortalidad por VIH en América Latina.
Según cifras de la ONU, Chile es el país de Latinoamérica en que más han aumentado los casos entre 2010 y 2016, con un 34% de incremento. De acuerdo a cifras del MINSAL en el país viven aproximadamente 65.000 personas con VIH.
Incrementar la tasa de bebés amamantados a 50% para el 2025 podría generar US$ 300.000 millones en beneficios económicos en 10 años
Sin embargo, de 2010 a 2016, Europa oriental y Asia central siguieron siendo las únicas regiones en las que las nuevas infecciones por VIH y las muertes vinculadas con el sida van en aumento.
Casi 700.000 paraguayos enfrentan hambre y desnutrición, según un informe presentado en marzo al Consejo de Derechos Humanos de la ONU.
En una primera etapa, un dron autónomo soltará al sur de Etiopía, desde unos 200 metros de altura, pequeñas cajas abiertas con moscas previamente esterilizadas con tecnología nuclear.
El país sufrió una sequía inducida por El Niño que incendió cosechas y mató ganado en la nación del sur de África, obligando al gobierno a lanzar un llamamiento de emergencia para obtener alimentos de donantes.