esclerosis múltiple

esclerosis múltiple

Este medicamento se utiliza actualmente para el tratamiento de la esclerosis múltiple (EM).
La farmacéutica alemana está reviviendo los planes para llevar un tratamiento oral de esclerosis múltiple al mercado de EE. UU. con la esperanza de tener grandes ventas a pesar de las preocupaciones regulatorias sobre efectos secundarios que frustraron sus ambiciones hace casi siete años.
Un estudio confirma que la esclerosis múltiple es una enfermedad única, aunque todos los síntomas y cursos de la enfermedad observados en los pacientes son producidos por los mismos mecanismos subyacentes que dañan las células nerviosas con el tiempo.
El costoso fármaco, con un precio de US$ 125.000 por inyección en el primer año de uso, aportó US$ 203 millones.
En solo ocho semanas, con dos sesiones semanales de una hora, pacientes han logrado recuperar parte de la destreza manual, la fuerza de prensión de la mano y de la pinza de los pacientes.
Se trata de la simvastatina, la cual produce una mejora cognitiva en personas con esclerosis múltiple progresiva secundaria.
A nivel mundial, este padecimiento es más común en mujeres, con una proporción de dos por cada tres casos; afecta a adultos de entre 20 y 40 años de edad, es crónica e incurable.
La droga reduce las recaídas, pero no hace más lenta la progresión que sus competidores. El mercado global de la EM superaría los US$ 25.000 millones en 2020.
Aseguran que si bien la atención médica para los pacientes que sufren este mal en el país ha mejorado, aún el tiempo de espera para recibir las medicinas es muy largo.
Luego de realizarse una serie de exámenes médicos, a Stephen le diagnosticaron esclerosis múltiple, trastorno autoinmunitario que afecta el cerebro y la médula espinal.
Investigadores han usado dos biomarcadores indicadores de cambios en la microbiota, que han servido para trazar el proceso en el que la alteración en la barrera intestinal desencadena el proceso inflamatorio que afectará al sistema nervioso y provocará el daño neurológico.
Dicha enfermedad afecta a alrededor de 2,5 millones de personas en todo el mundo.
Investigadores de ambos países se reunirán esta vez para discutir el uso de células madre en el tratamiento de la enfermedad.
La FDA aprobó el martes pasado la droga ocrelizumab (nombre comercial Ocrevus) para tratar tanto la esclerósis múltiple (EM) recurrente-remitente como la EM primaria progresiva, siendo así la primera vez que se dispone de una terapia para las formas graves de la enfermedad.